¿Cómo hacemos nuevos contactos en internet?

Una de las máximas que persiguen los «gurús» y también los que se declaran aficionados es conseguir una buena cantidad de seguidores. Cada uno tiene estrategias diferentes para conocer a gente en las redes sociales, desde la compra de seguidores, los followme/followyou (si tu me sigues, yo te sigo) y los que con sus comentarios o publicaciones consiguen seguidores fieles.

Los dos primeros tipos de estrategia tienen sentido en el caso de querer sólo un volumen, tal y como ya hemos ido viendo a lo largo del blog, las redes sociales son mucho más que la posibilidad de tener miles de seguidores, empezaré con algo sencillo, ¿De qué nos sirve tener muchos seguidores sino interactúan con nosotros o nuestra marca?

La pregunta que podría parecer retórica no lo es, porque a la hora de establecer nuevos contactos, aún no tenemos claro cómo es la mejor forma de hacerlo. Lo primero y fundamental es que si queremos que nos tengan en cuenta en las redes sociales debemos ofrecer contenido de calidad y original (no el más nuevo o el más extravagante, sino uno que no hayamos creado nosotros mismos). Por otro lado, debemos conocer a nuestro público, al que queremos llegar y saber a qué horas es más probable que estén activos, qué tipo de contenido les gusta (ingenio, creatividad, audiovisual, escrito, fotografías…lo que hayamos establecido en nuestra estrategia de contenidos y comunicación.

contactos en las redes sociales

contactos en las redes sociales

Una forma de empezar es enviar a nuestros amigos y contactos un pequeño resumen de lo que estamos haciendo y solicitando su ayuda, sin caer en el error tan manido de enviar cada cosa que hacemos a todos nuestros contactos en las redes sociales, en vez de conseguir ayuda, te acabarán odiando.

Debemos buscar contactos que cuenten cosas que nos interesan, temas en los que estemos puestos (porque nos implicamos, porque es nuestra profesión…) y sobre los que podamos debatir o comentar o compartir, a medida que vamos publicando contenido y que vamos haciendo crecer nuestra comunidad y aumentando nuestro tipo de contenido, nuestra temática, la dificultad de crear contenido será mayor, nos costará pensar en los temas, los post o los vídeos que vayamos a publicar, antes tendríamos que haber pensado en la estrategia de contenidos y logicamente en la planificación, calculando los tiempos o los períodos en los que la empresa tiene más actividad, entre otras cosas, porque no siempre nos podemos permitir a un Community Manager dentro de la micropyme o pequeña o mediana empresa.

A la hora de establecer contactos nuevos, en redes sociales que nos permiten «chatear» ya sea por mensajes o chats privados, debemos intentar presentarnos, contar el motivo que nos ha llevado a establecer contacto con las personas a las que estamos agregando, sobre todo si estamos en las redes sociales por un motivo profesional más que personal.

En este tipo de redes, como Linkedin, en el que buscamos clientes, colaboradores, trabajadores, proveedores, conocidos (lo que menos) o personas que nos interesa seguir porque nos parecen muy bueno creadores de contenido, tenemos que atinar con nuestros mensajes, ser concretos o claros, y además con más esmero que a un seguidor en Twitter por ejemplo.

Son dos redes sociales muy diferentes, quizá en Twitter se puede hacer una mención especial los viernes (por los FF), o los lunes porque empieza la semana o el día o el momento en el que se da. Sin embargo, si nos dedicamos a publicar muy poco contenido, nuestro TimeLine podría parecer un libro de firmas más que un perfil social en el que compartir, aprender y dialogar.

Las opciones para establecer un contacto son ilimitadas, cada uno no sólo tenemos una forma de ver las cosas, sino que también nos esperamos cómo actuarán otras personas y no siempre nos dicen tan siquiera hola. Un caso práctico, Linkedin, nos agrega alguien que dice en su perfil que es headhunter (el que selecciona personal) puedes creer que tu perfil podría encajar en sus vacantes, sin embargo, no te ha mandado un mensaje, ni tampoco interactúa contigo, ¿Por qué te agregado? Las razones son muchas; le parecí simpático por la foto, le gustan mis publicaciones, es un perfil que buscan en las empresas, le gusta cómo escribo en grupos…

Y si somos nosotros los que vamos a agregar alguien, escribir un hola ¿qué tal? tampoco cuesta tanto ¿no?

Deja una respuesta