La vuelta a la #universidad

  • por

Si la semana pasada hablábamos de la vuelta al cole para los más pequeños hoy toca hablar de la vuelta o el inicio de la universidad, que al igual que los colegios pone a disposición de los alumnos tecnología específica para que mejoren no sólo sus conocimientos, sino para que también interactúan con otros alumnos o incluso con los profesores.

Las universidades, al igual que las empresas, disponen de un página web genérica desde la que se accede al campus virtual, dónde entre otras cosas podremos formalizar nuestra matrícula, comprobar las notas de algunos exámenes o ver las prácticas que los profesores han dejado colgados en sus páginas de cada asignatura para que se hagan en casa, o se lleven impresos, o se estudien.

Algunas universidades avanzan a la vez que el mundo, implementan herramientas de comunicación alternativas para mejorar la fluidez de contenidos y hacer de una forma más rápida algunas de las tareas que se deben entregar.

Es curioso, porque en el lado opuesto, es el caso de la universidad de Salamanca, que aún a día de hoy, se siguen entregando trabajos a mano, trabajos largos y que no deben ir con tippex, sin embargo los profesores y alumnos expresan que esta metodología de presentar trabajos es para evitar que el documento sea un CTR+C, CTR+V, y bueno podría ser una razón de peso si la tecnología que tenemos disponible no nos permitiera comprobar subiendo el archivo a internet si el contenido es copiado de forma íntegra o sólo fragmentos, además que nos ofrece incluso los links de los que hemos obtenido la información.

Esta herramienta para comprobar la veracidad de los textos no es para nada algo novedosos, hace 10 años, cuando yo empezaba la universidad a más de un compañero le echaron sus trabajos para atrás con otro documento en el que venían el número de palabras total “original” y el número de palabras copiadas y de dónde.

Otras universidades, como la de Murcia por ejemplo, en sus clases se apoyen en herramientas que podríamos pensar que no las veríamos en una universidad, utilizan la red social Second Life, una plataforma en la que interactuamos con otros a través de un Avatar que hemos creado, a veces, parecido a nosotros.

escenario ejemplo de second life

Captura de pantalla de un escenario ejemplo de second life

El departamento de la universidad que se encarga de implantar esta tecnología, desarrolla un aula virtual dentro de la red social, con escenario, asientos y todos los útiles habituales de una clase, en esta plataforma, los alumnos tienen que elaborar sus propios avatares con los que asistirán a contenido exclusivo que sólo se explica o se expone en esta herramienta. Al final del curso, en un trabajo que realizan en grupo y del que tienen que subir un cartel con unas dimensiones determinadas a para que sea proyectada en la clase virtual creada en Second Life, tendrán que exponer la información de los trabajos., bueno los avatares serán los que se expliquen a través del micrófono o teclado desde sus casas.

La utilidad en este caso, es que los profesores utilizan las nuevas herramientas para que los alumnos también las conozcan y aprendan de una forma diferente.

Cuando volvemos a la universidad o la empezamos, debemos saber que nos va a tocar hacer muchos trabajos en grupo y además exponerlos ante toda una clase, debemos aprovecharnos de las redes sociales con las que nos conectamos habitualmente para que la comunicación del grupo entero no se vea perjudicada porque vivimos en diferentes casas o ciudades como es el caso de la universidad de Oviedo, que muchos siguen viviendo en sus núcleos de origen y se desplazan a diario a Mieres, Oviedo o Gijón.

Crear un grupo de Whatsapp está muy bien para matizar algunas de las cosas que se tengan que desarrollar para clase, sin embargo, lo más práctico es crear una reunión por Skype en la que podemos vernos e interpretar lo que no están diciendo según la comunicación no verbal o la entonación con la que se dicen las cosas, se evitarían muchos problemas. Otra herramienta muy buena es crear grupos cerrados y secretos en Facebook (secretos porque es la denominación de Facebook), en las que podemos subir archivos, imágenes y sus revisiones, que las va numerando según cuándo hayamos subido la última.

Otra de las cosas que nos dan en la universidad desde el primer día es una cuenta de mail para que los profesores la tengan en nuestras fichas y eviten realizar una base datos cada año, con direcciones de mail, a veces indescifrables. De esta manera, al matricularnos ya estamos fichados y durante nuestra época en la universidad será el medio por el contacten profesores y alumnos entre sí.

Una cosa muy importante y que debemos tener en cuenta cuando empezamos las clases es que el uso del móvil que nadie nos lo prohíbe debe ser limitado, en la universidad estamos porque queremos, no son estudios obligatorios y va a ser nuestro primer acercamiento al mundo laboral y nadie quiere contratar a un maleducado que usa sin ton ni son el teléfono.

Deja una respuesta