Ya vuelven los días mágicos de internet

El black friday o el cyber monday o el 11.11 son los días que más ventas se alcanzan a través de la red, las grandes compañías son las que nos inducen con sus grandes descuentos y suculentas imágenes a abrir la cartera y comprar algo.

Algunos siendo previsores compran los regalos de navidad, otros simplemente se dan un capricho y los planificadores para ahorrar un poco en sus compras habituales. Los descuentos suelen ser bastante altos o se generan ofertas en forma de packs con diferentes tipos de productos.

Aunque se supone que son dos días los grandes protagonistas, es una tradición que en España se adopta alllá por el 2009. En EEUU en cambio es una tradición que se celebra desde 1960 y todo comenzó para dar salida al stock que los centros comerciales y tiendas tenían durante esas fechas.

Hoy casi se ha convertido, junto al encendido de las luces en las ciudades, en el pistoletazo de salida de la Navidad, esa fecha tan señalada que cada vez tiene menos calidez y más cashflow. Los periódicos ya están anticipando el gasto medio de los hogares, no es que se lo hayan inventado sino que gracias, entre otras cosas, al big data, nos pueden hacer una auditoría (por llamarlo de algún modo) que dirá cuánto dinero tenemos y cómo lo gastaremos durante estas fechas tan señaladas.

Soy comprador del BalckFriday y del CyberMonday

Como compradores debemos pensar en que no todo lo que brilla es oro, simplemente lo puede parecer, por eso, es tan importante:

black friday en España

black friday en España

  • Hacer comparaciones con otras páginas webs que venden lo mismo. Es decir, conocer al precio que el mercado vende lo que queremos para que nos nos pille por sorpresa.
  • Hacer capturas de pantalla, antes, durante y después de la compra, para comprobar que el precio es el mismo, si lo han modificado. Una práctica poco ética y bastante común es subir el precio antes de la oferta para que el descuento parezca mayor, por eso, es muy importante saber a lo que se vendía antes y después de la oferta, si te han timado, las capturas de pantalla podrán ayudarte a que te devuelvan el dinero.
  • Tener preparado con antelación una lista con las cosas que queremos comprar sabiendo el precio, no te olvides que las tiendas están para vender, y en las físicas tienen a sus empleados, pero en las digitales aparecen pop-ups y productos relacionados para incentivar nuestro consumo.
  • Por último pero no menos importante, leer la política de envíos o devoluciones de cada web en la que vayamos a comprar.

Soy vendedor del BlackFriday y el CyberMonday

Como vendedores (del pequeño comercio, no de las franquicias o super marcas) debemos realizar una promoción lo suficientemente atractiva e informar a los posibles compradores de las condiciones de la misma.

black friday y ciber monday para vendedores

black friday y ciber monday para vendedores

  • Debemos pensar en el stock que podemos poner a la venta, si es muy limitado podemos aprovechar esa cantidad como un incentivo «sólo los 100 primeros podrán tener el descuento», es decir optimizar nuestra debilidad y convertirla en fortaleza, en una llamada a la acción.
  • Si tenemos además un canal de ventas digital, podemos crear un catálogo los días previos a este popular día y enviárselo a nuestros compradores habituales digitales a través de una newsletter que explique que productos estarán rebajados y cómo pueden conseguirlo.
  • Ampliar el horario de las llamadas. Los clientes muchas veces necesitan información adicional y contactar con el vendedor, si el horario de tu tienda tiene el cierre a las 8, quizá debas plantearte ampliar, al menos la atención al cliente digital, hasta las 10 o las 11 de la noche, porque seguramente que para muchos sea la hora en la que pueden hacer sus compras por internet.
  • No pongas freno al usuario, quizá te puedes plantear fijar los envíos gratuitos sólo durante el Black Friday, puede resultar una ventaja muy grande y también un descuento.
  • Informar! es lo más importante, si quieres que tus clientes se fijen en tu tienda, debemos mantenerlos actualizados e informados, en la web, las redes sociales y en el escaparate de tu tienda física.

Lo más importante del Black Friday es, como siempre, ser sensatos y precavidos, informarnos bien y tener claro que es lo que queremos vender, o lo que queremos comprar y hasta dónde podemos llegar, bien por el descuento que podemos ofrecer o bien por lo que podemos gastar en ese día.

Deja una respuesta