El uso de plantillas y otros recursos

Las plantillas son elementos que nos permiten copiar un diseño para adaptarlo a nuestras necesidades. Existen muchos tipos de plantillas que nos hacen la vida más sencilla, desde las de las web hasta las infografías, pasando por los logotipos o la maquetación.

Una plantilla muy básica puede ser esta que os mostramos a continuación que representa un esquema muy simple de cómo debe estar maquetado el contenido de una lading page.

estructura de una landing page

Las plantillas pueden ser gratuitas o de pago, en el caso de las páginas web hechas con Wordpress (como es el caso de este blog) o Wix, cuando nos damos de alta nos vienen ya una serie de plantillas que podremos seleccionar o cambiar tantas veces como queramos, da la opción de seleccionar colores o cambiar tipografías para que lo podamos adaptar con coherencia a nuestra imagen corporativa.

Las plantillas nos permiten ahorrar tiempo a la hora de diseñar, porque los parámetros básicos ya vienen configurados, en unos cuantos clics, sabiendo lo que queremos crear, tendremos configurada nuestra web. Sólo tendremos que cambiar su contenido por nuestro contenido.

Es el momento de empezar a incluir contenido en las plantillas, contenido que no siempre puede quedar bien, por su tamaño, por sus colores, por su forma dentro de la plantilla, que como tal, viene configurada para una serie de medidas, patrones o normas de diseño.

Las plantillas se pueden editar y cambiarlas radicalmente, a veces sirven como base para lo que se desarrollará a posteriori y que será el resultado de nuestra web en internet. Algunas plantillas sólo permiten una serie limitada de colores predeterminados que si sabemos un poco de programación podremos cambiar a nuestro gusto o necesidad.

Las plantillas las suelen utilizar personas que saben lo que necesitan y no tienen o no quieren destinar recursos para que se lo haga otra persona, él que es cuidadoso y tiene tiempo disponible para estos quehaceres que no son sus obligaciones puede configurar con paciencia una web o un catálogo, estos trabajos también suelen completarse con el cuñado (el que sabe de todo).

Muchas de las plantillas gratuitas tienen un inconveniente y es que el logotipo de la marca o los nombres de los creadores aparecen y es difícil de eliminar, es un «precio» que debemos asumir.

En otros casos las plantillas pueden ayudarnos a crear una infografía, para ello lo primero que debemos pensar es el contenido que vamos a volcar en la misma y buscar plantillas que nos permitan crear de una forma sencilla los gráficos o iconos necesarios para la representación gráfica de la información.

Las infografías son documentos gráficos que explican una problemática o solución o datos estadísticos de una forma visual y fácil de leer y entender, las podemos usar para explicar una entrada del blog, para presentar los resultados de un trimestre, para exponer un nuevo proyecto…

Por ejemplo esta infografía explica el proceso de coaching que realiza Historias con Pasión. En este caso, se creó ex profeso para representar el camino que debemos hacer si queremos hacer un proceso de coaching, se utiliza la silueta del logotipo para enmarcarlo, creando además de imagen de marca coherencia con lo que se está comunicando.

ejemplo de infografía en Historias con Pasión

ejemplo de infografía en Historias con Pasión

Puede que las plantillas para fines publicitarios como pueden ser los flyers, los trípticos, los catálogos comerciales o los dossieres también sean una necesidad de tu empresa porque quieres comunicar alguna promoción, un nuevo producto o ampliación de un servicio y que la manera que piensas que es más rápida es comprar una plantilla y quizá alguna imagen en un banco de imágenes para completar el diseño.

Como decía al principio, pueden ser gratuitas o de pago, las gratuitas muchas veces nos obligan a incluir o el lugar de descarga o el autor de dicha plantilla, las de pago en cambio, una vez que pagas (las de las webs suelen costar entre 20 y 100€ por lo general, las hay más caras también) ya la puedes utilizar durante el tiempo que tu pago permita, lo normal es que sea tuya para siempre. Debemos tener cuidado cuando compramos una plantilla porque la letra pequeña puede decir que cada X tiempo tienes que pagar una cantidad para poder seguir usando la plantilla.

No debemos caer en el error de hacerlo todo con plantillas, salvo que alguien o tú mismo las haya creado para cierto tipo de contenido, porque podemos perder la identidad de nuestra empresa y convertirla en un buscador de recursos copiados. Tenemos que usarlas con cabeza y con sentido, puede que el uso exagerado de las plantillas dañe la imagen de la marca.

Las plantillas tienen muchas ventajas como habéis leído, sin embargo, si realmente queremos diferenciarnos de los demás, o tenemos a alguien en la empresa que se dedique a crear imagen de marca coherente y acorde tanto a los valores, como a los objetivos y la estrategia global o tendremos que hablar con alguna agencia de comunicación de confianza para que exprese lo que queremos mostrar y que la gente, el público, por tanto tenga y quiera leer el contenido que nosotros le creamos, desde nuestra web a nuestros folletos para el buzoneo.

Si no nos preocupamos por lo que nuestra empresa dice de ella ¿Quién lo va a hacer?.

1 comentario en «El uso de plantillas y otros recursos»

  1. Pingback: Crear un catálogo en 3D – cactuscom – el blog

Deja una respuesta