El caso del pronombre “Elle”

La semana pasada en Twitter se generó una gran polémica porque un grupo de activistas ha decidido crear una petición en Change.org para que la RAE incluya el pronombre Elle como neutro en nuestra gramática española.

El grupo de activistas alega que para la petición de cambiar el nombre ELLE, proponen una variación sobre los pronombres “el” y ella” porque según ellas la falta de este pronombre muestra una clara influencia del sexismo que usamos días a días de hacer invisible a gente que no se conforma con los géneros binarios.

Esta petición surge como consecuencia del movimiento transgénero que se ha ampliado en el último año con personajes bastante conocidos como Caitlyn Jenner, Miley Cyrus o Angel Haze, quiénes se identifican sin géneros. Aunque algunas de ellas si que han afirmado públicamente que prefieren los pronombres femeninos.

Por el momento van sobre unas 5000 firmas en la plataforma Change.org, que cómo ya sabéis es una web en la que podemos iniciar campañas para movilizar seguidores, se realizan peticiones de todo tipo para que la gente pueda firmar en el caso de estar interesado en la misma y después con las firmas se intenta conseguir el objetivo por el que se habían movilizado.

Una vez que se empezó a viralizar esta noticia sobre añadir un pronombre neutro en la RAE también comenzaron las discusiones en Twitter. En un lado se encuentran los creadores de la petición y sus seguidores que apoyan radicalmente la inclusión de este pronombre y en el otro lado, los que creen que esto no es ayudar a la igualdad.

Bajo el hashtag #ElleEnLaRAE vemos que hay algunos que ya se han creído que el pronombre se incluye en la RAE, sin embargo, a día de hoy, la única definición que encontramos en la RAE es que Elle es el nombre de la letra del abecedario.

#ElleEnLaRae tweet controvertido
#ElleEnLaRae tweet controvertido

Otros aportan argumentos más contundentes a esta polémica diciendo que “El pronombre neutro de él/ella ya se incluye y no es ELLE sino ELLO, sin embargo el matiz que sea gramaticalmente masculino ofende al parecer a un elevado número de personas transgénero.

Una persona transgénero es quien no se encuentra cómoda en la clasificación binaria que estamos acostumbrados a utilizar, la dualidad de hombre y mujer, pero que sí combina o utiliza algunas normas convencionales.

Otros usuarios de las redes sociales afirman que sería un poco absurdo, ya que existe una revista con el mismo nombre y dicen que no tiene sentido.

#ElleEnLaRae tweet controvertido
#ElleEnLaRae tweet controvertido

La revista tras ver la polémica en Twitter en forma de trending topic publicó un comunicado en el que afirma no tener nada que ver y que explica lo que ha ocurrido, que ellos no tienen nada que ver y que es un movimiento para dar visibilidad a las personas “genderqueer” (otro de los términos para las personas no binarias).

#ElleEnLaRae tweet controvertido
#ElleEnLaRae tweet controvertido

Este pronombre si es algo habitual leerlo en algunas conversaciones o blogs de internet aunque personalmente aún no lo he escuchado en la calle aún. Es una conversación que seguro fuera del ámbito de Twitter no tiene tanto efecto. No debemos olvidar que Twitter nos ayuda a entender la sociedad y que la riqueza de opiniones en este caso puede servir para mover a otras personas. También es cierto que el volumen de comentarios ha bajado considerablemente en los últimos días, su día más fuerte el 27 de agosto cuando comenzó toda la polémica.

#ElleEnLaRae tweet controvertido
#ElleEnLaRae tweet controvertido

La RAE por suerte o por desgracia incluye palabras que utiliza por lo general un gran número de personas y si palabras como cocretas o güisqui (con diéresis y Q) están ya incluidas ¿por qué no ELLE?

Se supone que la inclusión de ELLE ayudará a un montón de personas que no se sienten cómodas con la nomenclatura binaria que hace la sociedad desde que se conoce como tal, la distinción de hombres y mujeres. Sin embargo Twitter lo ha cogido como una burla del lenguaje y muchos de los usuarios han utilizado las burlas mientras que los implicados se esfuerzan en conseguir adeptos con argumentos del tipo, en Suecia ya se ha hecho y nadie se ha muerto o que sería una forma de ganar respeto en la sociedad.

En fin, tendremos que esperar a la opinión de la RAE y al uso del pronombre en el tiempo para ver en que acaba esta nueva etapa de las personas transgénero.

Deja un comentario