Realidad virtual: las cardboard y las oculus

La realidad virtual, como sabéis, es crear un entorno de escenas, objetos o personas de apariencia real generado por tecnología informática. Para poder acceder a este entorno virtual se pueden utilizar gafas, cascos, guantes que nos permiten interactuar en diferentes aplicaciones.

El uso que le podemos dar además del entretenimiento es para la medicina, para la educación o las artes plásticas. Se especula con el servicio The Void, el futuro para los parques de atracciones. Serán complejos centrados en la realidad virtual, podremos vivir experiencias reales en sitios que no tienen nada, los usuarios se vestirán con guantes hápticos, arneses y lentes digitales.

El creador de este servicio, The Void ya tiene diferentes emplazamientos en mente para instalar este tipo de parques de atracciones, entre ellos tenemos una ubicación española, en concreto, en Barcelona. Aunque tendremos que esperar todavía para poder verlo en funcionamiento, creo que podrá ser una buena alternativa a las atracciones.

Por otro lado, la realidad virtual también la tenemos al alcance de nuestras manos con aplicaciones que nos permiten crear y visionar desde el móvil diferentes propuestas. Una de ellas ha surgido el año pasado gracias a unas gafas de cartón que permiten con el móvil hacer visitas virtuales, de cartón y que además cuestan muy poco, unos 2€ en aliexpress o en Google las tenemos entre 24 y 90 euros, dependerá del tipo de material, el diseño o lo bonito que sean para que cueste más o menos.

cardboards

cardboards, gafas de cartón que permiten ver realidad virtual

Las gafas además añaden unas lentes de plástico, unos velcros para sujetar la plantilla de cartón y si se quiere un chip NFC con el link de lo que queramos que se vea en el móvil del usuario. También incluyen unos imanes, que al colocar el teléfono, detecta un cambio en el campo magnético del mismo y lo interpreta como si fuera una interacción del usuario.

Lo que vemos a través de las gafas es una pantalla divida a la mitad y con una diferencia de milímetros entre ellos que es junto a las lentes de unos 4mm de distancia focal lo que produce la realidad virtual.

ejemplo visión cardboards

La app cardboard nos permite crear este tipo de vídeos.

Estas gafas han causado tanto fervor que hasta las grandes marcas, como Ikea, las han utilizado en alguna de sus campañas de publicidad. La empresa “yo me lo compro, yo me lo construyo” tuvo hace poco una campaña para que la gente cambiara o comprase muebles o decoración para las terrazas.

Una acción muy divertida que partía de la denuncia de algún amigo, quien entraba en la web de la compañía y con el mail del dueño de la terraza, formulaba una denuncia. Le llegaba en forma de mail, y exponía porque creía que tenía la denuncia, dejadez, trastero ya que nuestro amigo era el que quería disfrutar la terraza.

Si el dueño de la terraza aceptaba la denuncia entraba en un sorteo para que remodelasen la terraza o bien, para que le enviasen un regalo. En mi caso, tengo tanta suerte, y paso tanto de la decoración de la terraza que una de mis amigas me denunció, resultando ser una de las 1000 primeras denuncias.

Al poco tiempo me llego un sobre muy grande en el que ponía, “TU DENUNCIA” dentro del sobre venían unas de estas gafas de cartón y una carta con un código QR que tenía que leer con el móvil.

la denuncia

Campaña promociona de Ikea con Cardboard

Una vez leído el QR se coloca el móvil dentro de las gafas y nos las ponemos, pronto veremos que la terraza que estamos viendo no es nuestra, sino una recreación de una parecida a la nuestra con todos los productos que quedarían bien, además en aquellos que figuraba un punto ofrecían mucha más información, precio, tamaños, colores disponibles…

El uso de estas gafas podría verse dentro de muy poco en las tiendas físicas, de tal forma que ofrezcan un valor añadido a las compras. Se puede utilizar desde para añadirlo a nuestra lista de deseos, a reservarlo, comprobar si tenemos talla disponible para nosotros o comprarlo y que nos lo envíen a casa, un poco absurdo si estuviéramos dentro de la tienda, pero práctico para evitar esperar colas, haciendo el pago con el móvil.

Las redes sociales y gigantes tecnológicos tampoco se quedan atrás en cuanto a la implementación de la realidad virtual, y no es para menos, pues se estima que dentro de 5 años, este mercado tenga un valor de más de 16 mil millones de euros, ¡ahí es nada!

La macro red Facebook ha comprado hace poco Oculus, la empresa que ha desarrollado un casco para vivir la realidad virtual, se cree que no será hasta 2016 cuando llegue al público generalista. Adquirió esta compañía para poder trabajar en la implementación entre realidad virtual y las redes sociales. Nos permitirá interactuar con otros de una forma más natural que mediante el teléfono o el ordenador.

Oculus

Oculus

En fin, tendremos que esperar al año que viene para probar las nuevas experiencias que sin ser reales, hacen creer a nuestro cerebro y por tanto a nuestro cuerpo como si las viviera en la realidad. Y motivo por el cual se cree que será tan poderosa esta nueva tecnología.

Deja una respuesta