Linkedin es para trabajar no para politiquear.

Linkedin se ha convertido en la red social profesional con más importancia, la que más contactos profesionales incluye, con más de 800 millones de cuentas creadas para conectar entre y con profesionales que están apasionados por su trabajo o tienen ganas de mejorar el que ya tienen o de encontrar uno que les permita esa mala costumbre que tenemos todos de comer todos los días.

Desde hace tiempo los usuarios nos quejamos de que en esta red social tenemos demasiados mensajes que poco o nada tienen que ver con la temática que nos ocupa, la profesión, lo laboral o el empleo, sobretodo lo que hemos visto es un incremento en el número de publicaciones relacionadas con la política, cada uno barre para su casa, sobretodo en época de campaña, y no sólo nos tenemos que enfrentar a la propaganda que nos ofrecen de forma gratuita, sino también a las polémicas entre unos y otros sobre determinados aspectos.

Pues bien, Linkedin ha tomado una decisión y es dejar que sea el usuario quién determine si quiere o no ver este tipo de contenido en su feed, en su muro y, la va a llevar a cabo a través de un botón, que ya está funcionando para algunos usuarios en EEUU. De esta forma intentarán también escabullirse del debate ¿deben las redes sociales moderar el contenido que se publica en ellas? Así de un modo «sencillo» nos dejan la responsabilidad a nosotros, que seremos los que activaremos o desactivaremos dicho botón.

La red social profesional no es la primera vez que nos permite seleccionar qué contenido preferimos evitar y desde hace tiempo nos da la opción de hacerlo a través de cada publicación, si pinchamos en los tres puntos que aparecen en la parte superior de la publicación veremos que tenemos diferentes alternativas:

Podemos dejar de seguir a la persona que hace la publicación, eliminarla como contacto, silenciar la empresa de la que comparte el contenido o simplemente indicar que no queremos ver ese contenido. Si es escogemos la última opción ya tendremos que profundizar un poco más en el por qué.

Explicar si no nos gusta el autor, si no nos interesa el tema, si hemos visto demasiadas publicaciones sobre el mismo tema, si ya la habíamos visto antes la publicación o si es antigua y sino nos convenciera ninguno de los motivos siempre podemos definir otro motivo, sin dar más explicaciones.

El botón NO POLÍTICA funcionará a través de un algoritmo que incluirá diferentes tipos de palabras y frases hechas que determinarán si es política o no una publicación y por ende, nos las mostrará o no. Por otro lado, este botón no será tan accesible como las funciones que acabamos de ver, sino que tendremos que «trabajar» un poco más para poder activarla y tendremos que asistir a la pestaña de -Configuración y privacidad- de nuestro perfil dónde nos mostrará la pregunta ¿Quieres ver contenido político en tu feed?

Como os contaba al principio, la capacidad para decidir la creación de este botón puede resultar mucho más fácil que en otras redes sociales y es que, Linkedin, al final está concebida para los temas profesionales y no como Twitter o Facebook dónde son muy, pero muy habituales los debates políticos, y es que al final, somos muchos los que utilizamos este tipo de redes sociales para mantenernos informados sobre lo que ocurre en la política nacional e internacional. Y es que, en ambos casos, tal y como hablábamos de la publicidad en redes sociales.

Las generalistas se basan en lo que nos interesa o no, en enormes estudios de mercado que determinan que si piensas de una manera tendrás unos determinados gustos y eso lo hacen a través del big data, del análisis masivo del comportamiento que tenemos los usuarios en las redes sociales, sin embargo, Linkedin, lo tiene más fácil a la hora de bloquear cierto tipo de contenido porque sus ingresos los adquiere principalmente por hacer de intermediario entre empresas y posibles candidatos, ofrece publicidad, sí, pero relacionada con el mundo laboral, única y exclusivamente.

La cuestión sigue abierta ¿quién controla el contenido? ¿el usuario o las redes sociales? lo que abre todavía más el debate y es que, en caso de control por parte de las redes sociales ¿qué tipo de contenido? porque si nos referimos a la política, está claro que las redes sociales, la desinformación y las noticias falsas son una de las claves para ganar las campañas electorales como ya se demostró en su día en Facebook. También han tomado decisiones como en el caso de Twitter de cerrar ciertos perfiles que lo único que hacen en determinados momentos como el asalto al capitolio de Estados Unidos, incentivar el odio.

Si es el usuario, ¿dejaremos libres cierto tipo de contenidos para los que no hayan activado dichos filtros de información? No sé, todavía queda mucho por avanzar y determinar tanto por las redes sociales como en la educación que recibimos de qué hacer en internet y la libertad con la que podemos publicar cosas, ya sean verdad o mentira. Así que bueno, este tipo de botones, aunque los tengamos que activar nosotros mismos nos pueden ayudar a diversificar y seleccionar más la información a la que queremos acceder. Sea como sea, siempre que utilicemos el sentido común, tanto a nivel personal como profesional, seguro que somos más felices y estamos más tranquilos.