Las criptomonedas a debate por el impacto medioambiental

Hace unos días, como habréis escuhado o leído en las noticias, hubo una revuelta en Kazajistán por el crecimiento del precio del gas y la electricidad y, aunque pueda parecer qué es absurdo que nos afecte una crisis en el país kazajo, nos influye y mucho sobretodo en lo relacionado con las criptomonedas. Aunque como veréis no sólo el aspecto más político pone en una balanza el uso de las monedas digitales en este empiece de año.

Vamos a ir poco a poco, porque hay mucha tela que cortar:

¿Cómo crece el número de criptomonedas?

como ya sabéis las criptomonedas son un bien inmaterial que crece en internet, se crea por decirlo de una forma muy simple: resolviendo operaciones matemáticas a través de la computación, los que ayudan a resolverlas se denominan mineros y reciben a cambio las criptomonedas que después podrán utilizar para hacer diferentes tipos de transacciones.

¿Dónde se crean las criptomonedas?

Hasta hace relativamente poco, el principal país que se dedicaba a la creación de criptomonedas era China, dónde por una serie de características era más rentable crear granjas de computación, el motivo principal era el coste bajísimo de la electricidad para mantener por un lado los ordenadores y torres de computación, así como la ventilación tan necesaria para que no se estropeen las máquinas por el elevado uso que están haciendo.

Sin embargo el gobierno consideró diferentes aspectos para ilegalizar este tipo de monedas, el primero es que podría acabar con el control de sus sistemas financieros, por otro lado, que podrían promover el crimen y por último pero no menos importante es que el Banco Central estaría creando su propia moneda digital. A lo que podríamos sumar, aunque de forma muchísimo más sutil la preocupación por el cuidado del medio ambiente.

Si declaran ilegal la actividad los principales creadores de las granjas deciden migrar todas sus máquinas a otros países como por ejemplo, EEUU, Rusia o uno de sus vecinos, por los que empezábamos diciendo que ha habido una revuelta Kazajistán.

¿Por qué afecta que Kazajistán entre en crisis?

Cuando China ilegalizó la moneda el país, después de Estados Unidos, se convirtió en uno de los principales países mineros y se notó, se notó mucho. Por un lado, el crecimiento que tuvo en la creación de las granjas y por otro, en el consumo eléctrico. Tanto que en este período de tiempo se empezaron a notar cortes ya que el consumo eléctrico había subido en relación al año anterior un 8%.

Los ciudadanos del país decidieron salir a la calle para protestar y no lo hicieron de una forma pacífica, sino todo lo contrario, una situación que no supieron controlar y que supuso una decisión que, también hemos visto otras veces, del cierre casi total de internet lo que a su vez implica una bajada en la producción y por tanto en el precio. Nada más y nada menos que un 14% o lo que traducido en euros serían unos 4.000 de cada moneda.

¿Qué más factores influyen para que esté a debate la criptomoneda?

Otras causas que sacuden el futuro de estas monedas digitales es el coste medio ambiental de fabricarlas, como decíamos al principio estas monedas requieren de muchísima energía y los granjeros deciden irse a países donde la electricidad esté más barata y, es más barata también porque es energía que contamina muchísimo. Una de las razones por las que China prohibía esta actividad es el cierre de muchas centrales de carbón, una de las políticas adoptadas para contaminar menos o bueno, al menos crear menos expulsión de CO2.

Este impacto medioambiental no sólo afecta a lo que es la producción de la moneda en sí, sino también a la reputación de quiénes lo utilizan, por ejemplo, la semana pasada los de Mozilla tuvieron una crisis de reputación, la empresa que gestiona Firefox decidió hacer un tweet en el que recordaban que los usuarios podrían hacer donaciones a través de criptomonedas.

Una forma de obtener ingresos de forma altruista para seguir trabajando en sus servicios del navegador entre otras cosas, sin embargo, lo usuarios de twitter empezaron a criticar este modo de pago, por todo lo que hemos venido hablando hoy y que preocupa a gran parte de la sociedad como es el impacto medioambiental, tanto que incluso uno de los fundadores de Mozilla opinó sobre esta política.

La empresa reconociendo que están a favor del cuidado del medioambiente ha decidido parar este tipo de pagos para su financiación y lo ha hecho también a través de Twitter donde expone que desde el año en el que empezaron a existir ha cambiado mucho todo y que lo cambiarán, de momento han paralizado este tipo de donaciones y aunque parece que para siempre, a saber.

La cuestión es que entre los temas políticos y las políticas de las empresas para aceptar o no el pago con criptomonedas han hecho o están haciéndose replantearse mucho las cosas, por un lado el debate del impacto medioambiental…quizá de lo más importante ya que, como hemos visto el coste fijo para producir criptomonedas es muy elevado y el valor de la misma puede variar por demasiadas circunstancias.

Sea como fuere, seguiremos informando y viendo como evoluciona esto de la moneda digital, cada vez más estándar y cada vez con más dudas también.