Egosurfing

Hoy vamos a explicar en qué consiste este término que cada vez cobra más importancia por parte de los usuarios ya que todo lo que se diga de nosotros en la red, nos preocupa. Por tanto, ya estamos dando una pista sobre qué es y en qué consiste el egosurfing. El egosurfing es una práctica en la que buscamos qué es lo que dicen o se dice de nosotros en la red. En esta búsqueda incluíriamos cualquier tipo de mención o aparición: fotos, comentarios, revistas científicas, foros, bases de datos, redes sociales o revistas, por citar algún ejemplo.

Aplicado a la comunicación sería como hacer un clipping sobre las marcas, quiénes además de un negocio se preocupan por lo que ponen de ellos en internet o tiene contratada una empresa de comunicación sabe perfectamente qué es un clipping y qué herramientas tiene a su disposición para que los resultados negativos no le afecten o lo hagan con un impacto mínimo en su reputación.

Una de las formas de ver qué popularidad tiene uno en internet es comprobar el número de resultados que tenemos en la red, no importa tanto que sea bueno o malo, sino que exista y sea elevado. A mayor número de entradas acerca de nosotros, mejor para la visibilidad de esa, nuestra segunda personalidad también conocida como la marca o la huella digital.

La huella digital, de la que hemos hablado en alguna ocasión es la que hemos ido generando en las redes sociales e internet a medida que hemos ido compartiendo información y publicaciones sobre nosotros o las personas que tenemos a nuestro alrededor, porque claro, debemos tener en cuenta, que no sólo está formada por lo que nosotros hacemos, sino también por lo que los demás dicen de nosotros. Y toda esa información tenemos que controlarla, o al menos, saber que existe. Es por ello, que de vez en cuando tenemos que comprobar qué existe de nosotros en la red.

Buscar nuestro nombre sin más es una de las opciones, lo primero que hacemos por inercia, aunque no es la única forma de hacerlo, ya que debemos combinar nombre y apellidos de distintas formas, si lo haces verás que no siempre aparece lo mismo:

  • Nombre y Apellidos
  • Apellidos y nombre
  • Apellidos, Nombre
  • Nombre, Apellidos.

El segundo tipo de combinación que debemos realizar es la que podemos generar con nuestro DNI, ponerlo con la letra o sin ella, con espacios entre los números o con signos de puntuación como por ejemplo, el punto.

El número de móvil, sobretodo si eres como yo, que tiene el mismo número de teléfono desde que tuvo un móvil o eres autónomo y lo tienes asociado a tu empresa es otra de las pistas que debemos utilizar para hacer la práctica del egosurfing y es que, a través de nuestros teléfonos puede aparecer mucha información también.

¿Cómo podemos estar alerta sobre lo que se dice de nosotros?

La forma más sencilla es hacer una búsqueda cada poco tiempo en la que podamos ver si crece o no el número de apariciones personales en internet, aunque también tenemos otra opción más automática y que requiere menos esfuerzo: crear una alerta de Google con los términos que prefiramos, quizá una combinación de los puntos que hemos hablado nombre y apellidos, DNI o teléfono móvil para que cada vez que alguien escriba una entrada con ello nos llegue un mail con la notificación y enlace correspondiente.

¿Qué podemos hacer si no nos gusta lo que vemos?

La opción más radical sería ejercitar nuestro derecho al olvido, gestionado por el RGPD (reglamento general de protección de datos) una legislación comunitaria que nos permitirá solicitar a una web que elimine nuestros datos personales de dicho espacio, la AEPD (Agencia española de protección de datos) también tiene a nuestra disposición una serie de formularios para solicitar ejercer este derecho.

Y la segunda opción, un poco menos radical es la de crear un blog, con nuestro nombre o apellidos, si bien podríamos escoger que el dominio fuera el que aparece en nuestros DNIs no es totalmente necesario, ya que podríamos utilizar cualquier otro dominio en el que pusiéramos como nombre de autor el nuestro o que apareciera en algún momento nuestro teléfono.

También debemos tener en cuenta que a la hora de comprar un dominio si lo ponemos a nuestro nombre será más fácil que aparezca dicha web en los buscadores aunque no tenga nada que ver con el contenido de la web que hemos creado, es información relativa a nosotros mismos.

En cuanto a la información de las redes sociales debemos considerar añadir los ajustes pertinentes para que solo se vea cierta información, podemos crear listas o acotar lo que la gente que no conocemos ve de nosotros. Aunque ya sabéis que lo más importante en todo esto del anonimato o el famoseo es tener sentido común y no subir a internet información en forma imágenes o comentarios de los que nos vayamos a arrepentir, cuidemos nuestra imagen sin tener que llegar a puntos tan radicales como ejercitar el derecho al olvido.