Los NFT y su aplicación en las redes sociales.

qué son los NFT

Los NFT (Non fungible token) vendría a ser en español activos fungibles están revolucionando el mundo del arte digital y los coleccionables y es que se ha convertido en un tipo de archivo que podemos comprar o vender de forma fácil gracias a su compra venta con los estándares de la red Etherum y la cadena de bloques, o lo que todos conocemos como blockchain.

Ahora bien, los NFT tiene una serie de características:

  • Son únicos, no habrá nunca un NFT igual que otro, en este sentido podríamos decir que se asemejan a las obras de arte, y aunque en lo digital es más fácil hacer copias, el autor puede certificar su autoría y que es el propietario único de la obra, a pesar de que se pueda compartir por internet de forma fácil y sencilla. Y es que podríamos ver o disfrutar de esa obra de arte digital, sin embargo, en cierto modo sería como asistir a un museo, lo ves, te llevas una lámina de la tienda de regalos y ya, sabes que el valor de esa obra de arte, no lo tendrías hasta que compras o adquieres el NFT.
  • indivisibles: los NFT, a diferencia de las criptomonedas, no pueden dividirse, o lo tienes o no lo tienes. Por ejemplo, y por hacer todo esto un poco más entendible, pongamos que tenemos un avatar que hemos creado, ese avatar esta compuesto de su cabeza, de sus ojos, de su nariz, de su boca, tendríamos que venderlo o comprarlo completo, ya que no podríamos comprar sólo la nariz o un ojo.
  • Indestructibles: se firma un contrato inteligente con el que podemos almacenarlo en la cadena de bloques, una vez dentro no podemos destruirlo, podríamos venderlo, cambiarlo de propiedad o comprarlo.
  • Otra característica es que la propiedad es totalmente de la persona que lo compra, y como hemos dicho antes, son únicos, así al igual que en el mundo físico podemos comprar licencias para ver una película por ejemplo, aquí el NFT que compras es tuyo al 100% independientemente de que otros lo puedan ver o lo hayan compartido.
  • Son Verificables: dado que están en una cadena de bloques mantiene un historial de cuál ha sido la trayectoria de los NFT desde que se han creado y hasta el momento exacto en el que se puedan ver, a diferencia por ejemplo de las obra de arte que podrían haber pasado por cientos de manos sin un certificado, o incluso que hubieran dado el cambiazo.

Quizá me digáis ahora, ah muy bien esto de los NFT pero ¿realmente están aquí para quedarse?

La respuesta es un sí más que rotundo, la famosa casa de subastas Christie’s, por citar un ejemplo, ha realizado una subasta de arte digital, se trata de una obra de más de 5000 imágenes que ha ido creando un artista digital conocido como Beeple, quién ha hecho una imagen cada día en los últimos 13 años. La subasta de esta obra de arte no se pagará ni con euros ni dólares, sino que como buen arte digital se hará con la criptomoneda Ether y ese pago se hará al monedero digital que tiene el contrato digital en esa cadena de bloques.

Otro ejemplo de NFT pueden ser muebles, si sí, has leído bien los muebles o la decoración virtual, un tipo llamado Andrés Reisinger ha venido diez muebles virtuales por 400.000 dólares.

Las portadas de la revista Time también ha subastado algunas de las más icónicas como una de las publicadas en 1996 que aparecía un fondo negro con el texto «Is God dead?»

Otro ejemplo es el mundo del deporte, con alguien que en su día compró un mate de LeBron James por nada más y nada menos que 208.000 dólares.

También podemos encontrar música, como por ejemplo, el primer disco NFT del grupo «Kings of Leon» quienes anunciaron su lanzamiento a través de este formato.

Encontramos también otras imágenes como el meme del gato volador, un gato al que le sale un arcoiris por el culete, un gráfico de 8 bits que se vendió por la friolera de casi 600.000 dólares

Otra de las aplicaciones es la venta como NFT del primer tweet de la historia por uno de los fundadores de Twitter, una venta que alcanzó los 2,9 millones de euros, dinero que el fundador decidió donar para combatir la pobreza en África.

Pues bien, ahora se está hablando de un nuevo proyecto de Twitter, un proyecto ambicioso, curioso y al que seguro más adelante se sumarán otras redes sociales y es que, la red de microblogging está desarrollando la opción de incluir un NFT como foto de perfil para los usuarios que tengan alguna de estas obras de arte.

El funcionamiento será sencillo, o al menos, así lo parece, sólo tendremos que ir a los ajustes de nuestro perfil para añadir el token de nuestra cartera digital, la que daría acceso a ese contrato digital que certifica que es de nuestra propiedad la imagen que queremos poner como foto de perfil. Una vez soltada la liebre, también se han empezado a hacer otras conjeturas sobre este aspecto y es que no se descarta que el día de mañana podamos encontrar una tienda de NFTs en Twitter.

En fin, este tipo de compra ventas están cogiendo fuerza, sobretodo para algunos millonarios que pueden permitirse el lujo de comprar NFTs tan curiosos como los que acabas de leer, seguramente y como casi todo, pueda llegar un momento en el que sea más accesible para la población digital.

Etiquetas: