Y si implemento una tienda on.line (II) La imagen

En nuestro último post hablamos de la importancia de seleccionar una plataforma que nos permite vender por internet en unos pequeños pasos. Hoy nos centramos en el aspecto que debe tener un e.commerce así como las partes fundamentales que lo componen.

Lo primero que debemos tener claro es la imagen de marca de la tienda que se va a lanzar, un logo, los colores corporativos y los valores son esenciales para configurar un e.commerce lo más parecido con la identidad corporativa de la empresa que lo desarrolla. Siempre decimos, que debemos tener coherencia con las acciones de comunicación y elementos que utilizamos con nuestro público, y en este caso más, permite que nos identifiquen en un sólo vistazo.

A continuación, debemos plantearnos la estructura (el mapa web) que va a tener nuestro apartado de shopping, cómo se van a clasificar los productos/servicios. Tendremos que realizar un esquema sencillo e interrelacionado, si utilizamos esta opción de remarketing tendremos que avisar a los usuarios de nuestra web, que estamos utilizando las cookies oportunas y necesarias para poder ofrecerle un servicio más personalizado. Aparte de las que, se supone, tenemos en la web.ecommerce

Una vez realizado el esquema, pasamos al diseño de la estructura en el navegador y para ello es necesario realizar fotografías o ilustraciones que acompañen a una descripción del producto o servicio, lo más económico y cómodo es hacerlas  con el móvil y añadirlas al site, sin embargo esta opción no es aplaudida por lo usuarios (ya acostumbrados a las webs funcionales y bonitas) lo mejor, según nuestra experiencia, es que las fotografías las tome un profesional, quién aportará valor añadido, a través de la imagen única y en la misma línea (misma iluminación, ángulo, tratamiento de la imagen…) de nuestros productos.

Debemos planificar bien la ideación y creación de nuestra «carta», es decir, si tenemos 100 productos, por poner un ejemplo, tendremos que darle a la persona que se encargue de realizar las fotos los 100 y no 99, porque después nos repercutirá en la cartera, no es lo mismo hacer 99 y pasados 2 meses el que nos faltaba, que realizar 100 del tirón. Podemos pensar, bueno, ya lo añadiré…y al final, unos por otros y la casa sin barrer…

También se puede dar el caso de tener productos estacionales, entonces, lo mejor será hablar con el fotógrafo y negocias una tarifa «plana» para realizar las imágenes en diferentes meses. O que, nuestra empresa sea muy innovadora y cada poco ofrezca un producto nuevo, estamos en una situación parecida a la anterior.

Ya tenemos la plataforma y un boceto de cómo queremos la tienda on.line, ahora es el turno de los copys (textos descriptivos) que apoyen a las imágenes y debemos ser capaces de con pocos caracteres explicar qué beneficio o qué ventaja tienen los clientes a su alcance, también debemos enseñar los precios.

En las tiendas a pie de calle vemos en cada uno de los productos un precio, lo mismo debe pasar en el mundo digital, no nos podemos olvidar que nuestra tienda on.line es una extensión más de nuestra tienda física o nuestra actividad diaria, al fin y al cabo, todos vendemos o compramos algo.el diseño de nuestra tienda debe ser personalizado

Lo bonito, además tiene que combinar con lo funcional. De poco nos sirve invertir en diseño si luego no podemos navegar con facilidad por el resto de la web. Facilitar a los usuarios la compra siempre será mejor que dejarlo al libre albedrío ¿no? Por lo que nuestro site de venta tiene que tener unas características comunes a los demás: el carrito de la compra, la política de privacidad, las devoluciones, los gastos de envío, el servicio de atención al cliente (si existe online) y las condiciones de la venta deben estar siempre visibles y accesibles para el usuario.

Una analogía, si lo que abriéramos es un bar, por lo general, se contratan decoradores, ebanistas, proveedores de cerveza…para esto es lo mismo, hacen falta diseñadores, programadores, fotográfos, publicistas…

En definitiva, si queremos desarrollar nuestro negocio on.line, tendremos que planificar el diseño y la estructura, así como cuidar los pequeños detalles como la imagen y el copy de nuestros productos y servicios. Lo mejor, es contar o con una asesoría de comunicación digital o contratar este servicio a una empresa externa que la desarrolle y ejecute.

 

 

3 comentarios en «Y si implemento una tienda on.line (II) La imagen»

  1. Pingback: ¿Qué es eso del Social Selling? – cactuscom – el blog

  2. Pingback: los rollos (y engaños) del Community Manager – cactuscom – el blog

  3. Pingback: Pagaste por una tienda on.line y estás peor que antes – cactuscom – el blog

Deja una respuesta