la falsa competencia

Los públicos objetivos, las relaciones, los organismos, los recursos humanos, los inversores y demás con los que se comunica se conocen como stakeholders. Entre ellos la competencia es uno de los primeros estamos trabajando en ello, investigando con minucia nuestro mercado y nuestro entorno.

Los stakeholders son esenciales en el dinamismo que la comunicación con ellos puede lograr y alcanzar. Nos estamos dando cuenta que muchas de las empresas de comunicación digital, y más concreto, de redes sociales lo hacen mal. Lo que no sabemos es si porque no conocen las condiciones de uso, los mecanismos o las características de cada red, lo que vemos son concursos que infringen todas las condiciones de uso de Facebook, atentan contra derechos de privacidad y seguridad, por mencionar algunas.

Insistimos en que la comunicación no la puede llevar cualquiera, la comunicación es un profesión, que carece de colegios oficiales y abastece nichos de aficionados a entornos. El sobrino o el primo del empresario, que además le incentiva diciéndole: -«Qué bien lo haces, ¿cómo no montas una empresa? El otro, ingenuo de sí mismo, piensa «a lo mejor no es tan mala idea» y entonces aparecen los campos de setas que sin formación ni devoción, sólo casualidad, entran en nuestro mercado y confunden a los clientes, generando falsas ilusiones recreadas en mentiras.

falsacompetencia

 

Los gremios con menor indice de intrusismo son aquellos que tienen un colegio oficial, y que sin estar colegiado (con los requisitos de presentación de la formación reglada necesaria y el pago de la mensualidad correspondiente) no se puede ejercer la profesión. En comunicación no nos pasa eso, no hay esos «controles» de capacitación y conocimiento para trabajar, vale todo y cómo vale todo mucha de nuestra competencia no conoce ni las leyes ni las condiciones y eso perjudica no sólo a nuestro sector, si no a tú empresa.

Si tu negocio contrata una empresa que lo hace mal y lo hace en tu nombre las consecuencias que de ella se deriven también llevarán el nombre de tu negocio. Tú y nadie más que tú puede decidir con quien quiere trabajar y confiar los valores, estrategias y tácticas que se implementarán con el nombre de tu empresa.

Deja una respuesta